COMUNICACIÓN EFECTIVA PARA EMPRESAS

Hoy toca… hablar de mala o inexistente comunicación en las empresas como uno de los factores importantes en las relaciones humanas en el trabajo.

Cuando hablamos de diagnóstico y mejora de la climatología y atmósfera empresarial, hay que hablar de la falta de comunicación en la empresa ya que es como hablar de la falta de sangre en el cuerpo. Imaginad que vuestro organismo no produce la sangre suficiente o bien tiene problemas importantes circulatorios, pues es un poco lo mismo.

Para seguir con alguna metáfora ilustrada con patología Humana y humanización 360, también podemos decir que se trata de una empresa con síntomas de autismo. Puede tener mucha capacidad y calidad de trabajo, estar dotada de mucha tecnología y mucha maquinaria, con una infraestructura de lujo y todo lo demás, pero si no se sabe comunicar se tiene un problema serio.

En cuanto a la humanización de empresas, indicaría como brechas las siguientes: Distanciamiento, inquietudes, rumores y preocupaciones, así como sentimientos de falta de consideración y reconocimiento. Y estas cuestiones conducen al desinterés, a la falta de implicación, al desconocimiento del rumbo y de la misión y acabaría en una total desmotivación general, afectando y desequilibrando el bienestar general.

Resulta obvio que hacerlo y tener conciencia que hay que hacerlo está muy bien, pero saber cómo hacerlo es otro tema bien diferente para generar energía positiva en la empresa.

¿Para qué sirve comunicar si no lo sabemos hacer correctamente? Si no se hace del modo adecuado, el mensaje llegará seguramente distorsionado y generará  quizás más problemas y podría ser peor el remedio que la enfermedad,  sin disminución de la rotación laboral.  De esta forma, muchas empresas, bloqueadas con los miedos de las interpretaciones ocasionadas no se atreven a adoptar las medidas adecuadas para solucionarlo, generando por lo menos todo lo que acabamos de citar.

¿Pero, qué tipología de comunicación tenemos que utilizar y para quién? No es lo mismo comunicar de forma vertical (ascendente/descendente) que comunicar de forma horizontal o diagonal. Por ejemplo, no utilizaremos las mismas técnicas o soportes de comunicación si es una información que viene de un Presidente de grupo hacia los colaboradores que si tenemos que comunicar entre dos servicios de una empresa o bien entre las personas de uno mismo servicio.

La medición del peso, del impacto de cada palabra tiene una importancia capital. Un análisis semántico y semiótico de la información es imprescindible en función de factores contextuales internos y/o externos a la empresa. Los tipos de soportes de comunicación elegidos, si es de forma escrita, oral, presencial, por reuniones segmentadas o no, por entrevistas en método “face to face”, por herramientas y soportes digitales como informática, videos, spots de publicidad, redes sociales, etc. De igual modo, también es importante saber por qué tipo de arterias circular, si es por la vía general y global de la empresa, si es por la jerarquía, con filtros o sin filtros y qué tipos. Saber medir el impacto generado y de qué forma hacerlo, con qué tipo de encuesta. Tenemos que saber si no hubo distorsión del mensaje en ninguna parte de la empresa y saber si los objetivos que buscamos se cumplen normalmente.

A veces hace falta reformular cuando nos damos cuenta que la información se distorsionó. Puede ser que en algunos escasos casos se pueda adoptar la técnica del “Laissez Faire”, es decir el dejar hacer, pero hay que medir en ese caso muy bien el tipo de consecuencias ocasionadas. De todas formas, sería conveniente y necesario previamente a utilizar todas estas técnicas, realizar un estudio climatológico, atmosférico, contextual y orgánico de la empresa para poder adaptar con la máxima precisión una comunicación que sea coherente con los objetivos propuestos.

Conviene recordar que comunicar de forma asertiva es como generar sentimiento de tranquilidad, serenidad y aportar precisión y claridad, dando sentido, seguridad e identidad y de esta forma crear energía positiva y creadora de motivación.

2019-08-13T11:25:46+00:00agosto 9, 2019|Relación Humana|

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies